miércoles, 18 de diciembre de 2013

A Spell to Ward off the Darkness (2013), de Ben Russell y Ben Rivers

La melancolía primitiva



Los dos Ben se conocieron en 2006 en Brigthon. Russell estaba de tour por Europa y Rivers llevaba una especie de cinemateca con unos amigos desde hace 10 años. Llamaron a Russell y a su amigo Jonathan Schwartz para que presentasen sus películas allí. Rivers y Russell se cayeron bien y se hicieron amigos. Más tarde, harían un tour conjunto por Nueva Zelandia y Australia. Cada uno presentaba cinco películas y hablaban sobre ellas. El programa se titulaba We Can Not Exist in This World Alone. Finalmente, decidieron unirse y hacer algo juntos: A Spell to Ward Off the Darkeness (2013). La película es un ingenuo alegato primitivista (la arcadia hippy, el ermitaño, y el grupo esencialista de black metal) que además comparte el mismo `picnic estético´ de cierto cine documental contemporáneo (llámese lento o contemplativo): es romántica, primitiva y antimoderna. La obra es un tríptico que condensa y fusiona perfectamente las preocupaciones y los estilos de ambos: el rollo trance espiritual de Ben Russell con la utopía primitiva de Ben Rivers. Por lo tanto, a la ya habitual sarta de cursilerías sobre lo inefable, lo sublime, lo indecible de la naturaleza y el paisaje de muchas películas (y directores) tenemos que sumarle una retórica de la pureza primitiva y primordial como un espacio utópico, espiritual y trascendente secularizado....

Continúa leyendo en A Cuarta Parede

No hay comentarios :