sábado, 14 de enero de 2012

Eros y Thanatos






Así tu muerte despierta en mí el deseo de la muerte
como tu vida despertaba en mí el deseo de vida
Luis Cernuda
Eros y Thanatos- éste es un arquetipo ancestral2” decía Cesare Pavesse al final de su diario. Y es que la muerte ha aparecido en la cultura occidental muchas veces como la meta de la pasión suprema. Los amores de parejas como Tristan e Isolda; Romeo y Julieta; Eneas y Dido; Calisto y Melibea; Dante y Beatriz; Heathcliff y Catherine; Petrarca y Laura, han apuntando en esta dirección. El mismo Bataille decía que la muerte se encuentra en la búsqueda de la posesión del amado. Poetas como Novalis afirmaron que el amor más dulce está en la muerte. En la pintura existe una amplia tradición de artistas que han representado estos dos conceptos, Eros y Thanatos. Cuadros de Goya, Rembrandt, Tintorreto o Grien tienen como motivo central el eterno duelo entre el amor y la muerte.
El cine también ha reflejado historias donde el Eros se vincula al Thanatos: Duelo al sol, Abismo de pasión, Vértigo, El abrazo de la muerteJuntos hasta la muerte… en donde el punto máximo de sublimación amorosa ocurre con la muerte de los amantes. La turbadora figura de la ‘femme fatale’ ha sido un arquetipo recurrente en donde el frío erotismo que desprendía arrastraba con ella un halo de muerte que podía conducir a la tumba a la persona que tuviese cerca...
Continúa leyendo en A cuarta parede.

No hay comentarios :